Sabiamos los del ambiente  corralero, que su salud y facultades, para desempeñarse en su labor informativa, se fueron deteriorardo ostensiblemente, al punto de impedirle los últimos años desplazarse  libremente por Melipilla, y las diferentes medialunas que acostumbraba a frecuentar, para informar de Rodeo, y tambien de los estadios porque su otra pasión era el Fútbol.

Ayer sin embargo, llego la temida Noticia, falleció Rigoberto Lisboa Castillo, comunicador melipillano, y compañero de muchas Jornadas en nuestra Geografia corralera, "Teo" Araya otro activo comunicador de la Zona,  me lo dio a conocer a través de un Whattsapp, escueto, sencillo, "Amigo le cuento, que hoy murio Rigoberto Lisboa, ojalá pueda hacer una Notita en su pagina".

 En eso estoy, tras muchas cavilaciones, hay que aceptar que unos nos vamos antes que otros, y que la Vida concluye cuando, el Dios Supremo nos llama a cumplir otra Misión que ya no es terrenal.

Con Rigo, Teo Araya, Florito Maulén, y un Lote de amigos, compartimos innumerables Jornadas, en las cuales cumplidos nuestros compromisos, sin dejar de ver Correr, nos dábamos la licencia de conversar, compartir un cafe, una cazuela, o un reparador refrigerio, tras haber estado en la medialuna desde temprano, hasta que se corrieraan  los últimos Toros, y se supieran todos los resultados.

Rigo tenía esa capacidad de atesorar experiencias, viajes, amigos, y cada vez que nos juntabamos para los Clasificatorios, había un recuento interesante de sus viajes por todo Chile, y paises vecinos,en la promoción del Folclore, apoyando a grupos que recorría el Territorio Nacional, o más allá de nuestras fronteras.

Aunque físicamente hacía un par de años, que ya no pudo salir por la ´pérdida total de la Visión, siempre nos preocupamos de estar en contacto, y saber de su vida, de todo aquello que es capaz de hacer una Persona como Rigoberto Lisboa Castillo, de profesión Maestro de Educación Básica, Profesor de Corazón y Vocación, pero dedicado al cien por ciento a las Comunicaciones y al Rodeo.

La Comunidad de Melipilla, están ciertamente conmovidas por su partida, lo importante es que los huasos, lo acompañen y lo recuerden como  El se entregó a la causa del Rodeo, al servicio de la Comunidad, y a los amigos en forma incondicional.(Luis A. Oyarzún G.)