IMG 4555

Esta profesion, tan antigua como nuestro Rodeo, la efectuan personas que además de ser muy Valiente, y dedicados, la realizan generalmente alguién que ha estado ligado a esta actividad desde muy niños, y quieron destacar al Colero de Rancagua, un chiquillo muy encachao y agallado , que se llama, Isaías Donoso Acuña, hijo de un gran amigo Luis Donoso Yañez, a quién me alegra mucho ver.

Este Chiquillo, de más de 1,80 de estatura, comenzó a los 14 años, en este dificil arte de poner de pie a los huachos, a la pata de su padre en un Clasificatorio en Melipilla, ya hace 8 años, cuando tenía 14 y ya profesaba este arte de levantar los huachos.Ahora con 22 sigue teniendo cara de niño, simpatico y respetuoso,ya más independiente, por Ejemplo en San Celmente estaba con exclusiva responsabilidad, así es que cuando lo vi y pude saludar le tire el Pial de inmediato y nacio esta modesta Crónica.

Me indicó desde cuado está en esto "Yo empece con mi Papa, en Melipilla tenía 14 años, y la mejor disposición para aprender la pega y dar el exámen final, resuktó todo bien y de a poco fui aprendiendo, y logrando mejores resultados, hasta llegar a lo actual, que me toca solo hacer la pega, que aprocecho de hacer a fondo, porque estoy joven y con ganas." Se puede decir que me crié en los Corrales de la medialuna de Rancagua, ylo mismo hizo mi Papa, Luis Donoso Yañez, que aprendio de otros coleros, gracias a su empeño y esfuerzo."

Como es sta actividad,con sencillez Isaias señala:"Es muy bonito hacer esta pega, claro que tiene sus riesgos como todo trabajo, pero es muy bonito,porque tengo muchos amigos,que valoran mi trabajo,y me demuestran su cariño. Sigo los pasos de mi Papa que siempre ha sido una persona muy trabajadora y respetuosa".

Recuerda sus primeros pasos, y se le ilumina el rostro, seguro porque junto a su Padre, lograron dominar esta técnica para parar los Novillos, sin castigos , y con mucha picardía, para que todo se vea bien, y que la técnica va de la mano con la experiencia.

Por eso es muy cierto lo que dice la la Canción, Un colero en el Rodeo, no debe faltar Jamás", y es una gran verdad, porque un Rodeo sin Colero, es como Huaso sin Manta, o Músico sin Guitarra.

De los Coleros que han hecho historia, por su histrionismo, habilidad, simpatía , en Rancagua, me atrevo a normar al Hombre Masa, el popular Masajuá de los años 60, Al Terremoto, un Colero de gran estatura y manos gigantes al que ningún Huacho se le quedaba en el piso, haciendose el Leso, El Huairao, un viejo lindo de por el Lado de San Vicente,que  reemplazaron entre otros, El Piñén un cabro de Osorno, y mi amigo Luis Donoso Yañez,con el Caturra, hicieron una dupla muy pareja, y ahora Isaias y su Padre, aseguran coleros para Rato en el Chileno.

Y en este sentido, la escacez de estos Viejos en la medialuna es realmente igual que la sequía que nos tiene a todos muy preocupados, de los conocidos, fuera de los nombrados, está El Chanca de Valle de Santa Cruz, y parele de contar viejos dedicados a este difícil pero necesario oficio en el Rodeo nuestro de cada Día.

Por supuesto que desde Quinchas.cl, van nuestros mejores deseos que sigan en esta Senda, porque un Buen Colero enn el Rodeo, debe faltar Jamas. Y con esto el llamado para que ojalá todas las Asociacioenes seencache con un Buen Colero, para que sus Rodeos sean agiles y sin problemas (Luis A. Oyarzún G.)