En una etapa de consolidación a los 27 años, Roberto Pavez Reyes, se abre paso en el mundo del Rodeo, confiado en que el Futuro le deparará cumplir sus metas, consiente que las cosas no se dan faciles, si no se hacen con profesionalismo y corazón. No se ha saltado ninguna etapa del abc del Rodeo, petisero, ayudante, jinete y arreglador.

Para Roberto Pavez, estar cerca de los caballos ha sido una constante en su vida, influencias vienen por parte de su padre, y sus abuelos. A los 11 años, corrió su primera Pichanga, en la Medialuna de Sagrada Familia, su tierra, ya que es nacido y Criado en Corral de Piedra, de esa Comuna de la Provincia de Curicó.

A los 27 años, sorprende su tranquilidad y claridad para proyectar su futuro en el Rodeo "Estoy muy feliz, de estar haciendo lo que me gusta y orienta mi quehacer personal, desde chico estoy cerca del Rodeo, a los 11 años corrí mi primera Pichanga, en el Buena Pinta, no me pregunte del resultado, pero para Mí fue algo inolvidable, y el comienzo de Todo. Partí desde abajo, Don Sergio Caro me dio el apoyo, partí como petisero, muy entusiasmado, de ahí fui cumpliendo etapas, luego fuí ayudante de Luis López, en Santa Elba, paso muy importante porque aprendí que para hacer las cosas hay que querer los caballos y dedicarse lo más responsablemente a lo que uno quiere aprender, gracias a Dios, todo se dando de la mejor manera y tengo que agradecer a quienes me dieron la oportunidad".

"Otra bonita experiencia fue estar en el Criadero La Pretensión en dos etapas, trabajar y correr con Felipe Kilaleo, fue muy importante, y se dieron buenos resultados, la competencia me ayudó junto a un gran compañro seguir avanzando, corrimos el Batelero y Granuja, y fui apareciendo en el Rodeo, sintiendome poco a poco más capaz y dispuesto a seguir trabajando, quiero recordar también a otros ejemplares  tales como Tucumano, Traidora, Diablura, Tembladera, Nacional, Grano, mancos que trabajaba Felipe Kilaleo y nos dieron buenos resultados. Se logró el Premio  Mejor Criadero, y Batelero fue el mejor Potro de la Temporada. Muy lindo y motivador todo aquello.".

Sigue repasando Roberto Pavez, su trayectoria, "Estuve con Don Sergio Cardemil, en Santa Zita con Omar Sánchez, Carlos Rojas me llevó a Claro de Luna, quiza muy breve todo allí , ya que sólo alcanzamos a correr un par de Rodeos, pero debutamos con un Champion y fuimos al Sur, una muy grata experiencia que suma a lo logrado en el Rodeo".

Pero, vino la etapa de decisiones, y ahí Roberto Pavez, lo tiene muy claro," decidí trabajar en forma Independiente, en las instalaciones de la Parcela el Eucalipto de la Familia Caro, y no me equivoqué, fue el camino correcto, porque a la confianza de quienes me facilitaron las instalaciones, dos Propietarios, a quienes agradezco infinitamente, Don Tuco Martínez y Don Héctor Jayo, me confiaron  sus caballos y se formó un excelente Grupo de trabajo y buen ambiente. Con Sebastián Caro formamos equipo, corrimos de acuerdo a las posibilidades, no nos podemos quejar, con buenos resultados, se formaron alguna colleras, que nos dieron la posibilidad de que se vean bien los caballos y nosotros como Collera".

IMG 0518IMG 0512Poco a poco liderando este Proyecto, se han logrado cosas muy importantes precisó Roberto Pavez: " Fueron apareciendo caballos, se trabajaron en distintas etapas, a todos se les buscó lo mejor, y se fue creando un estilo de trabajo, que da confianza, y los resultados que esperabamos. Para esta Tempporada, hay colleras más firmes de Caballos, Mas Que pinta y Paso Venteado, están las Yeguas Guechemela y Risueña, y la collera de Potros, que son nuevos pero ya con bastantes avances como son Coipero y Acampao. Esperamos que se de todo bien, porque no es llegar y decir vamos ganar o hacer todo, si sabemos que el Roedo tiene sus complejidades, pero que estamos dispuestos a enfrentar de la mejor manera con mi compañero, y contar con el apoyo que hasta ahora hemos tenido de quienes nos han entregado sus caballos".

La Familia, no queda al margen y  todos aquellos que le han demostrado su aprecio y confianza:"Agradezco a mi familia, a mis abuelos y mi padre que estaban cerca de los caballos y que me motivaron desde chico, a la Familia Caro, a mis compañeros, y todos aquellos que nos han dado la oportunidad de trabajar sus caballos, esperando que el trabajo les agrade y sigan confiando. También debo agradecer a mi Madre Laura Reyes, que ha guiado mi vida por el camino correcto, a todos mi eterno agradecimiento y gratitud por su apoyo" Luis A. Oyarzún G.